La honestidad es un regalo muy caro. No lo espere de gente barata.

consulta gratis abogadoLe voy a explicar por qué cobro la primera consulta, que son 50 euros y tiene una duración de 30 minutos y por qué Ud., si quiere asesoramiento de calidad, no puede conformarse con hablar por teléfono con varios abogados. 

Cobro la primera consulta por varios motivos, los tres principales: 
  1. Funciona como filtro, quien no quiere pagar 50 euros tampoco va a estar dispuesto a pagar mis honorarios. 
  2. Es una manera de saber cuándo el cliente está verdaderamente comprometido con su asunto. Espero que mis clientes se tomen su asunto tan en serio como yo y sean exigentes tanto con la atención recibida (puntualidad, trato exquisito, comunicación, etc.) como con mi trabajo y los resultados que ofrezco. 
  3. Ofrezco un asesoramiento exhaustivo y de calidad que, desde luego, no es gratis. No asesoro con ligereza sino que me intereso en conocer cuál es verdaderamente la problemática. Mi trabajo va más allá de esos 30 minutos que estoy sentada frente a Ud., conociendo sus circunstancias y estudiando la documentación que tenga en su poder. En la mayoría de ocasiones, para saber la viabilidad del asunto y posibilidades de éxito, hay que realizar un estudio pormenorizado. Huya de reglas generales y de frases categóricas cuando no han profundizado y buceado en su caso. 
¿Por qué Ud. no puede conformarse con hablar por teléfono con varios abogados sin que hayan estudiado su caso? 

El asesoramiento del abogado no es fast food. No llame a eso "asesoramiento". No espere que acierten con la solución a sus problemas por teléfono porque es imposible conocer todas sus circunstancias, que son absolutamente relevantes y, sin conocerlas, no pueden darle una óptima solución/ respuesta que asegure su tranquilidad. No olvidemos que el cliente, como lego en derecho, puede que se explique mal: cuando dice "A" resulta que la documentación dice "B"; los típicos "yo pensaba que...", "mi cuñado, que no es abogado y tiene un amigo que es licenciado en derecho, me dijo..." y luego vienen las sorpresas.

He titulado este pequeño artículo "La honestidad es un regalo muy caro, no lo espere de gente barata" que, espero, sea la conclusión que haya extraído tras leer este post. 

Estaremos encantados de atenderle. 

Cordialmente,
Olga Hidalgo.